Me gusta la traducción de la última parte de este texto en la (Nueva Biblia Española), dice así la totalidad de la frase: ” Y si muestran afecto solo a su gente ¿Qué hacen de EXTRAORDINARIO?

Impresionante, que saludar (mostrar afecto) a los que no son “nuestra gente” sea elevado al nivel de EXTRAORDINARIO. Esas fueron las palabras de nuestro Señor Jesús en el llamado Sermón del Monte (Mt. 5:47)

¿Porqué se cataloga de extraordinario algo tan sencillo como un “simple saludo”?  El Señor mismo lo explica de modo sencillo pero poderoso: porque saludar cordialmente, con amabilidad, con respeto, y de corazón a los que amamos y nos aman, tiene su valor en la llamada ética del Reino de Dios, PERO, SALUDAR, CON AMABILIDAD, RESPETO, CORDIALMENTE Y DE CORAZÓN A los que no NOS AMAN, eso ya es otra cosa, eso es un nivel diferente, eso es ALTURA DE Espíritu y una manifestación del Espíritu de Jesús, eso es mostrar la GRANDEZA DEL REINO DE DIOS.

¿ Se puede ver una manifestación del reino de Dios en el marco de una iglesia local a través del saludo que los hermanos se hacen los unos a los otros, pero especialmente en el saludo a los que no son “hermanos” nuestros? RESPUESTA: si, total y absolutamente, y Si no, veamos lo contrario:

IMAGINEMOS:

Una comunidad que se autodenomina cristiana, dónde se escucha la Palabra de Dios, dónde se ora, dónde se sale a testificar en las calles … Pero cuando están juntos: se ignoran, se niegan el saludo, se ningunean, pasan de largo como si nadie existiese, que cuando le extiende la mano para saludar alguien “extraño” sencillamente apartan la mano, y que no saben nada unos de otros porque no han sido capaces de pararse, tener una palabra y un gesto amable.

¡ QUÉ HORROR! ¿quién querría estar ahí? ¿quién llamaría a eso la comunidad de Cristo que predica el amor de Cristo? RESPUESTA: absolutamente NADIE. Personalmente creo que nuestra iglesia (con todas nuestras luces y sombras) tiene muchas cosas extraordinarias, porque hay personas extraordinarias, porque hay un Dios EXTRAORDINARIO al que servimos y amamos con todo nuestro corazón. PERO ANIMO A TODOS, a que no perdamos lo de extraordinario que hay en nuestra iglesia (es decir: lo que se ve de Cristo en nosotros) porque es el MAYOR TESTIMONIO que podemos dar como parte de la iglesia de Jesucristo en este mundo.

Vuestro pastor
Luis Delás

X